Gran número de gargantillas están recubiertas de oro

En la habitación de una mujer casi siempre suele tener un estuche donde coloca sortijas o incluso piezas de bisutería antiguas que actualmente no se ponen dado que están deterioradas o incluso por despiste.

Un gran número de estas piezas como por ejemplo colgantes y esclavas se pueden aprovechar si se arreglan con sosiego con el propósito de que se pudan lucir como antigüamente.

Muchas de estas joyas de plata eran de tonos plateados y dorados puesto que fueron construidas con metales que con el paso del tiempo y además el viento se han oxidado. Lo que en un principio debemos de hacer es en realidad especificar la clase de aleación y el colorido que presentan hoy en día.

Un gran número de gargantillas están recubiertas de oro y por supuesto con el paso del tiempo se oxidan y es dificil recuperar esa tonalidad pues se deberían bañar otra vez en ese valioso metal y será bastante más barato ir a comprar una sortija actual, en el caso de que sea de un metal poco costoso ya que al ser de plata buena el coste es mayor.

La plata auténtica envejece bastante peor que cualquier otro metal e incluso no se limpia con facilidad. Cuando necesite limpiar los aretes debería de emplear un trapo limpio y luego frotar con intensidad hasta que lo ennegrecido no se note, pero si no es suficiente disponemos de soluciones más eficaces como por ejemplo el extracto de limón, la pasta de dientes o las sales del ácido de carbono. De ningún modo use constituyentes químicos que suelen quemar la plata y también puede llegar a causarle heridas en los ojos o las manos al caerle ese líquido.

Si dentro de su estuche abundan los pendientes y las sortijas de plata buena y su intención es que estén brillantes debe frotar estas joyas usando productos naturales.

A veces en esos guardajoyas descubrimos pulseras que están destrozadas de modo que es preciso ir a una joyería con el propósito de que puedan repararlas, pero sin embargo en general es más costoso que adecentarlas utilizando algunos sistemas que vemos en internet.

Hay individuos que carecen de un cofrecillo con el fin de colocar las joyas y las tienen en cajoneras, y de este modo es fácil perder pulseras por no estar organizadas correctamente.

Las hembras acumulan multitud de colgantes de plata y lo más acertado sería elegir un cofrecillo grande que contenga varios departamentos de cara a meter perfectamente todas las sortijas. Los guardajoyas se adquieren en bazares o también en comercios especializados en donde puede seleccionar el que más le agrade y naturalmente quepa en el espacio que posea en el hogar. No se le olvide meterlo donde no sea fácil encontrarlo por si pretenden estafarle.

Las joyas que cuestan mucho se presentan en estuches con objeto de preservarlas de deterioros e incluso rozamientos, en la mayor parte de las viviendas es fácil que haya joyas cotizadas. Si ha de viajar y no tiene medidas de seguridad en el hogar, saque las piezas de su residencia, porque pueden llevárselas los usureros porque su peso es reducido e incluso en el caso de que sean de oro pueden derretir el metal y venderlo a joyeros sin delicadeza que seguidamente lo suelen utilizar con el fin de diseñar piezas nuevas.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn