brazalete-de-plata-con-perla-de-concha-de-nacar

Cofrecillo que contiene gargantillas

En el dormitorio de una chica generalmente se puede encontrar un cofrecillo que contiene gargantillas o incluso falsificaciones de años atrás que a día de hoy no las sacan puesto que están destrozadas o incluso porque ya no se acordaban de ellas.

Algunas de estas joyas como serían colgantes y esclavas podrán ser útiles en el caso de que se limpien con tesón y de esta manera puedan resplandecer como hace años.

Un gran número de estas gargantillas eran plateadas o doradas porque fueron construidas con metales que con el transcurso de los años y además el ambiente se han ennegrecido. Lo que en un principio debemos de hacer es especificar el tipo de mineral y la tonalidad que presentan hoy día.

Bastantes piezas de joyería como pulseras personalizables se presentan recubiertas de oro y por supuesto tarde o temprano enmohecen y de ninguna manera se puede volver a obtener ese tono debido a que sería preciso recubirlas una vez más de ese preciado metal y por supuesto es más apropidado hacernos de una alhaja nueva, siempre y cuando se trate de un metal que no cueste mucho dado que cuando son de plata auténtica el precio aumenta.

La plata auténtica se estropea antes que otros metales y también se limpia con más dificultad. Si necesita adecentar algunos aros debería de utilizar un trapo limpio y seguidamente frotar con fuerza procurando que la tonalidad oscura se quite, no obstante si sigue con manchas disponemos de técnicas más satisfactorias como serían la pasta de dientes, el extracto de limón o las sales del ácido de carbono. Prescinda de constituyentes químicos que suelen carbonizar la plata buena y aparte podría lastimarse los ojos o las manos si toca ese fluido.

Si dentro de su cofrecillo hay muchas sortijas y pendientes de plata y desea que se conserven bien debe adecentar estas joyas usando productos apropiados.

A veces en esas cajas encontramos sortijas que están rotas y por supuesto es necesario acercarse a un establecimiento especializado con objeto de que las arreglen, aunque muchas veces es menos económico que arreglarlas usando algunos sistemas que se encuentran on line.

Vemos féminas que no utilizan un estuche con el fin de meter sus gargantillas de modo que las dejan dentro de cajoncillos, de esta manera pueden extraviarse pulseras al estar desordenadas.

Las chicas suelen acumular un gran número de pendientes y lo más práctico será elegir un cofrecillo grande con bastantes separaciones de cara a ordenar correctamente todas las sortijas. Los estuches se compran en supermercados además de en tiendas de pulseras de plata en donde podrá optar por el que más le agrade y naturalmente quepa en el espacio del que disponga en su casa. No se olvide de ponerlo donde no se encuentre fácilmente puesto que puede ser víctima de un hurto.

Las sortijas que cuestan mucho vienen en cajitas para protegerlas de deterioros y también de rozaduras, en todos los hogares hay alhajas preciadas. Si tiene que hacer un viaje y carece de medidas de seguridad en la vivienda, lleve esas joyas a un lugar seguro, ya que pueden quitárselas los usureros porque su peso es reducido además de que si son de oro van a poder moldearlo y llegar a venderlo a joyeros sin delicadeza que después lo usan con objeto de fabricar pendientes.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn